Rss Feed
  1. Agur, ETA

    22 de octubre de 2011

    Begoña Urroz era una bebé de tan solo 22 meses cuando murió. Jean-Serge Nerin formaba parte de la Gendarmería francesa. Ambos compartieron un destino común: ambos fueron asesinados por ETA, en los años 1960 y 2010 respectivamente. Durante esos 50 años la banda terrorista asesinó a más de 800 personas e hirió a cientos más, dejando destrozadas a millares de familias y sembrando el miedo en toda una sociedad que vió como sus derechos mermaban con cada gatillo que apretaban los etarras. Cincuenta años son demasiados para estar sometidos a este terror, y son muchas las generaciones marcadas por la sangre derramada.

    Hace dos días ETA declaró el alto al fuego definitivo después de varias "treguas". Cuando me enteré lo primero que me vino a la cabeza fue que estaba viviendo un hito en la historia de mi país. La democracia que tanto nos costó forjar hoy se libera de su mayor lastre, del quiste entorno al que creció gran parte del sistema judicial, legislativo y policial. La cirugía para removerlo aún no ha terminado, pero hemos conseguido la parte más importante: deja de ser dañino, ponzoñoso. ETA deja de matar.

    Cuesta confiar en la palabra de una asociación que utiliza(ba) la violencia como arma política, pero hago de tripas corazón y me lo creo. Porque Euskadi y España merecen un sistema libre de terror. Porque la izquierda socialista independentista vasca se merece la oportunidad participar en la política bajo las normas democráticas, por mucho que su ideología se encuentre en un polo que yo, personalmente, rechazo. A partir de ahora será la batalla dialéctica la que determine la influencia que tiene esta ideología en Euskadi. Porque ninguna causa merece una vida, ni una gota de sangre.

    Hemos conseguido mucho, y el mérito no lo tiene ni PSOE ni PP, lo tiene el sistema democrático y las fuerzas de seguridad del Estado, que desde 1978 llevan luchando con todos sus recursos para que los ciudadanos españoles seamos hoy más libres. Aún queda camino por andar, pues la declaración de cese de la actividad armada es, en el fondo, tan solo éso, una declaración. No han entregado armas ni todos los responsables de los atroces delitos cometidos han sido juzgados, pero vamos por la buena senda.

    Los asesinatos no deben ser olvidados. Parafraseando a Rodríguez Zapatero, la democracia española será una democracia sin violencia, pero no sin memoria. Ningún delito debe quedar impune, por respeto a las víctimas y a la sociedad.

    El 20 de Octubre de 2011 España dio un paso hacia la consolidación democrática. Agur, ETA. Kaixo, libertad.

    |


  2. 3 comentarios:

    1. Anónimo dijo...

      ¿crees? yo no creería a personas que no han sabido mantener sus treguas a lo largo de la historia...

    2. Anónimo dijo...

      Begoña Urroz no es víctima de los etarras.Se está engañando a la opinión pública con moneda falsa. El DRIL reivindicó las bombas del 27-6-60 en estaciones de tren de Madrid, Barcelona y San Sebastián. Lo hizo el 28-6-60 desde caracas, y de nuevo en febrero de 1961 (portada del "Diario Vasco" del 10-2-61: "Galvao reconoce haber tenido una participación directa en los actos terroristas de 1960, en Madrid, Barcelona y San Sebastián"). Aparte de Henrique Galvao, en 1972 otro del DRIL como Jorge de Sotomayor reconoció en 1972 que en el verano de 1960 una de sus bombas incendiarias mató por error a una niña de 2 años en la estación de tren de "Bilbao" (Sotomayor confunde la bomba de Amara del 27 con la de Achuri del 29). Y como sé que no me vas a creer, prueba en Google con "hemeroteca ABC galvao DRIL maletas explosivas"

    3. Anónimo dijo...

      Perdón, quería decir "hemeroteca ABC 1961/01/28 galvao DRIL maletas explosivas". Es para que vayas al "ABC" del 28-1-61, artículo "El folletinesco Galvao".

    Publicar un comentario

    Si tú tienes una idea y yo tengo una idea, e intercambiamos ideas, entonces ambos tenemos dos ideas.